Literatura Contemporánea Ecuatoriana - Está Aquí Crítica Literaria Información sobre este Sitio

Fernando Cazón Vera (1935 - )

Biografía
Obras
Crítica
Introducción del autor a A fuego lento

Biografía

Fernando Cazón nació en Guayaquil en 1935 y pertenece a una generación de escritores que comenzaron publicar en los años cincuenta.

El rigor formal, a través de la métrica y la rima, como una aproximación a la génesis musical de la poesía, ha sido, en suma, la pauta seguida por Fernando Cazón Vera en buena parte de su obra lírica también integrada por temáticas y estructuras mas libres y hasta audaces. Sus últimos libros: Cuando el río suena, Coplas de memoria consonante y El cuento del gallo pelón, para consumo infantil, así lo demuestran como también algunas paginas de La guitarra rota, El hijo prodigo y La pájara pinta.

A fuego lento es una obra presidida por el soneto que impone su síntesis y sus efectos perentorios, completándose este mensaje de impecable ritmo con tercetos, cuartetos y algunos versos de tono menor. El autor pretende rescatar, de esta manera, formas que no pueden agotarse frente a la atemporalidad de la creación poética. Cazón Vera, que llega con este libro a su decimosexta publicación, ejerce también el periodismo y la cátedra universitaria en Guayaquil.

Obras

Obras de que hay selecciones en este sitio son enlaces subrayados.

Crítica

Actualmente no hay crítica de las obras de Fernando Cazón Vera en este sitio. ¿Acaso puede mandarnos algo?

Introducción del autor a A fuego lento

Algunos puntos para el lector...

Por Decir Algo

Posiblemente suene obsoleto y hasta ridículo. En este tiempo de la informática, el internet, y el rap, decir sin pelos en la lengua que he vuelto a tomar la lira para tañerla con sus mas severos y rítmicos acentos. Pero eso es lo que, de cierta manera, estoy haciendo al regresar nuevamente a la métrica y a la rima tan desdeñadas por los poetas que devienen de un vanguardismo, a la vez ya pasado de moda. Volver sobre todo el soneto que trata de ser la virtual síntesis del mensaje poético. Siempre y cuando este mensaje se diga para volver como un hijo prodigo a la madre Retórica. No me arrepiento de ello, ni creo que me juego el albur en la posibilidad de una "mea culpa" ulterior. Pienso que todas las cuerdas, trompetas, instrumentos de percusión y hasta "collages" que son usados con absoluta impunidad para lograr poesía, son realmente validos. Así, entonces, he optado por esta alternativa tan cara a los trovadores medioevales que algo le enseñaron Petrarca y a los simbolistas decimonónicos que resultaron "malditos" pero por razones no precisamente literarias. Y a la que también acudieron Rilke para buscar a Orfeo en sus infiernos simbólicos, Neruda para explicar su amor de viejo verde y Vallejo para cantar su "andina y dulce Rita de junco y capuli". De todas maneras, trataré de evitar cualquier lapidación convenida o fortuita que venga de una critica intolerante y desdeñosa o de algunos sectarizados compañeros de este oficio tan atemporal. Y con en convencimiento de que "todos los caminos conducen a Roma", diré lo mismo que la parábola cristiana: "El que este sin pecado que arroje la primera piedra". Y el que arroje, pues, bienvenido sea FCV.



© Copyright Wabash College
Department of Modern Languages and Literatures
Wabash Ecuadorian Studies - Estudios Ecuatorianos en Wabash
Literatura - Crítica - Sobre el Sitio